El plan de esta zorrita con ganas de correrse era de hacerse un dedo y masturbarse hasta quedarse dormida con una buena corrida, pero su hermano la interrumpe porque le dice que tiene miedo y quiere dormir con ella. Por la mañana la guarra necesita su orgasmo, así que seduce al hermano y en un momento ya lo tiene con la polla dura aceptando que echen un polvo. La guarra se alegra de lo que pasa porque resulta que descubre que su hermano tiene un pollón con el que la va a follar muy duro hasta que quede tan satisfecha como quería.

(32610)

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*