Este chico jovencito descubre el sexo con el cuerpazo de su tía cuando la mujer se queda atascada y le pide ayuda para poder salir del apuro en el que se ha metido. El sobrino en vez de ayudarla le empieza a meter mano porque tiene curiosidad por saber cómo es el cuerpo de una mujer. Le toca el chochito y también le amasa las tetas con unas ganas locas de apretarlas. Después sigue con el coño y la polla se le pone dura, así que le viene a la cabeza que podría metérsela, cosa que hace con energía mientras la tía no se puede resistir.

(10626)

Category:

Tias y Sobrinos

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*