Después del colegio lo que hace esta putita todos los días no es irse de tiendas con sus amigas, ni tampoco ir a la biblioteca a estudiar. En lugar de ello se va a visitar a su tío para que le meta la polla, porque desde que follaron un día se ha quedado enganchada al rabo del hombre. Es mayor que ella y la sabe penetrar muy bien, por lo que la zorrita abre su coño y espera impaciente a que el tío la taladre tan bien como hace siempre. Hasta que sus padres se enteren se lo seguirá follando.

(52509)

Category:

Tios y Sobrinas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*