Su hija es la gordita de la clase, la típica chica que tiene poco amor propio y poca confianza en su cuerpo, lo que le facilita a este hombre la tarea de convencerla para follar. Ella es muy tímida, pero cuando el padre la empieza a tocar y a decirle lo guapa que es, no puede resistirse a entregarse. El padre está loco por meterle la polla porque además de ser una gordita jugosa, su hija tiene unas pedazo de tetas brutales de un tamaño que no es nada habitual en su país, así que las quiere agarrar bien mientras se la folla.

(18459)

Category:

Padres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*