Ver a este padre metiéndole los dedos a su hija de manera forzada quizá os resulte un poco desagradable, porque el muy cabrón no tiene ningún respeto por la chica. Lo que es peor es que no le importa que el mundo sepa lo que hace con su hija, porque les dice a todos que es ella la que le ha pedido que abuse de su cuerpo y la masturbe. Por eso tiene la webcam enchufada y todo el mundo ve cómo le tapa la boca para que no grite mientras le mete los dedazos. Y seguro que después se la acaba follando.

(71993)

Category:

Padres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*