Este tío es tan cabrón que obliga a su abuela a que le haga una mamada y la disfruta mientras le mete toda la polla en la boca bien hasta el fondo. Mientras se la clava a la vieja en la boca y empuja todo lo que puede hasta el fondo, el nieto no para de soltar improperios y de tratarla como una puta cerda. Y lo mejor es que la abuela lo acepta todo porque no se quiere quedar sola si el nieto la deja de visitar. Así de cabronazo es el tío, que no duda en abusar de la vieja para poder correrse.

(11989)

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*