La madre y la hija utilizan al chico de la familia como juguete sexual, y es que el hijastro/hermanastro se pasa el día espiándolas pero a la mujer de la casa se le ha terminado la paciencia, si es tan guarro como para mirarlas desde detrás de las puertas seguro que no se enfadará si juegan con él como si fuera un trozo de carne. Pues así utiliza esta mujer a su hijastro, ella y la hija se lo follan y disfrutan de esa rica verga, y más le vale no decir nada a su padre porque de ser así ya se encargará la madre de que el chico pierda todas las cositas que le compra el padre, moto, coche, etc… 😮

(79177)

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*