Ver a su hermana masturbándose en la ducha provoca una reacción de rechazo en el hermano, pero ella se ocupa de que comience a pensar de una forma distinta. Los dos son adultos y han follado de sobras, pero la zorrita lleva un tiempo sin polla y necesita notar cómo un rabo penetra su chochito y la va abriendo hasta dejarla bien taladrada. Por eso le convence al hermano de que se meta con ella en la ducha y que allí se pongan a hacer incesto. El tío se la folla en la ducha y le saca bien el gusto al chochito clavando su polla con fuerza como a ella le gusta.

(38805)

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*