Este tío ha pensado en mil planes con los que conseguir engañar a su hermana para que le coma la polla. Y llegado el día de San Valentín ha visto la oportunidad ideal. Sabe que su hermana no tiene novio y que no recibirá ningún regalo, así que le ofrece una caja de bombones y dentro de ella mete su polla para que la chupe al abrirla. Ella se enfada un poco, pero se pone tan caliente que no puede evitar decirle que venga, que le ha gustado y que quiere que se la folle para disfrutar del polvo de San Valentín más raro de su vida.

(43815)

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*