El morbo que le da la putita de su hermana es enorme, porque es una jovencita rubia que tiene muy buen cuerpo, cara de inocencia y un coñito que le ha visto alguna vez en la ducha y que se ve súper prieto y estrecho. Así que su fantasía es follársela, algo que consigue cuando habla con ella después de hacerle el desayuno y ofrecerle una oferta que no podrá rechazar. Se ponen a follar y la hermana se arrepiente de haber dejado que le meta la polla cuando le suelta toda la corrida en el coño con el riesgo de dejarla embarazada.

(48102)

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*