Este caballero calienta a su inocente hija y la desvirga de arriba abajo. Y es que cuando una chiquita llega a los 18 años y aún no ha tenido novio es muy fácil de manejar, la calienta poco a poco y entonces la chiquita se deja hacer de todo, de hecho disfruta más que en toda su vida, y que delicia de jovencita amigos, una pelirroja con las tetas naturales bien gordas, una adolescente en la plena flor de la vida, ouh yes, que suerte tienen algunos, ya nos gustaría a todos tener una hija así eh, ¿si o no? ouh shit…

(55099)

Category:

Padres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*