El padre de esta familia descubre que su hija ha vuelto a fumar y se pilla un cabreo muy grande, pero la hija llora, le pide perdón, y suplica para que no se lo cuente a mama, y es que la madre es la que pone los castigos peores. Total que el padre se enternece y termina aceptando las disculpas de su hija, pero algún precio tendrá que pagar ¿no?, a una hija hay que enseñarle siempre que los actos tienen consecuencias, así que el padre se desabrocha la bragueta del pantalón mientras le dice a su pequeña – Y AHORA ME CHUPAS LA VERGA POR SER UNA NIÑA MALA…  oh my god. 😮

(56370)

Category:

Padres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

1 Comentario