Cada vez que su esposa se va de viaje este hombre aprovecha para disfrutar del sexo más bestia y viola a su hija de forma brutal. La tiene tan dominada que la chica no lo cuenta a nadie y tampoco se lo dice a su madre, así que puede follársela con fuerza y hacer todo lo que quiera con ella. Para disfrutarlo más el tío le pone una correa y se la clava con una bestialidad tremenda mientras le estira del pelo y agarra su culo con fuerza. A la chica ya le ha acabado gustando que se la folle duramente porque nadie lo hace tan bestia como él.

(53733)

Category:

Padres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*