Estos dos se han quedado solos en casa y el hombre viola a la zorra de su hija violentamente porque la odia y no la aguanta. El tío le ha dicho que si le mete la polla y se deja penetrar es posible que comience a soportarla más, porque la considerará su puta y no su hija, así que la tía simplemente se pone a cuatro patas para recibir rabo. Y hay que ver cómo la odia, porque se la folla con una velocidad y unos golpes que parecen inhumanos, terminando con una descarga de corrida dentro de su coño que debe dejarla bien rellena.

(67904)

Category:

Padres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*