Cada vez que su esposa se va de viaje este viejo salido tiene una excusa perfecta para usar el joven cuerpo de su hija y follarla hasta reventar. El tío la ata en la cama de las manos y los pies totalmente abierta para que no se pueda mover. Le estimula el agujero del culo con un consolador para ir abriéndoselo, porque unas horas después piensa encularla, y comienza a follarla. La viola como una esclava sexual y la hija no se resiste porque sabe que no hay opción para librarse de la metida de polla, así que simplemente deja que su padre siga haciéndolo.

(6008)

Category:

Padres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*