La mamada a su sobrino es el regalo que ha estado pensando esta tía muy puta para el chaval desde hace tiempo. Ha llegado el día de su cumpleaños y se lo quiere dar sea como sea, así que se mete en su habitación con las tetazas al aire. Le dice que sabe que la ha estado espiando y que ahora le va a dar lo que siempre ha querido: la posibilidad de correrse después de que le haya estado comiendo la polla durante un buen rato. Menudo gustazo para el chaval, porque su tía tiene muchísima experiencia comiendo rabos y la chupa realmente bien.

(102577)

Category:

Tias y Sobrinos

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

5 Comentarios