El padre se pasa un rato charlando con su hija y como la ve que tiene el día tonto le sube la falda y le mete toda la polla, y es que este hombre conoce a su hija de sobra, sabe lo que ella necesita en cada momento, y cuando se pone tontita y caprichosa es que necesita la verga de papa en su jugoso coño, así es como se calma a la fiera que lleva dentro, así el padre está seguro que ningún cabronazo se aprovechará de su hija, ella va siempre por la vida tranquila y sexualmente satisfecha, de eso se encarga su santo padre… 😀

(54010)

Category:

Padres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

6 Comentarios