Si quieres follarte a una tía que tenga sus dudas de echar un polvo contigo, lo que tienes que hacer es bajarle las defensas para que no pueda pensar en si lo que hará estará bien o mal. Este chico lo hace con su madre y se la consigue meter tan fuerte que la muy puta ni siquiera se queja cuando nota cómo toda la leche del hijo termina entrando en su coño. El chico le hace un masaje de pies y así es como la pone cachonda hasta el punto de poder follársela sin que se oponga a sus caricias y su polla.

(79958)

Category:

Madres e Hijos

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*