Por alguna extraña razón, araña radiactiva, mal de ojo, o lo que sea, al chico del vídeo le ha crecido el miembro de una forma descomunal y no sabe cómo hacer que vuelva a su tamaño. Su hermana ve su enorme pollón y decide ofrecerse para ayudarle haciéndole una mamada y que así a ver si corriéndose consigue que todo vuelva a la normalidad. La chica se mete el trozo de rabo que puede en la boca y lo chupa, pero no se puede decir que tenga muchas ganas de hacerlo porque el pollón le está dando incluso dolor en los labios.

(57477)

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*