No es nada normal ver a una madre mamándole la polla a su hijo, pero esta señora es muy decente y no quiere que su hijo tenga problemas de índole sexual. Así que cuando le descubre haciéndose una paja no le dice nada comprometido, sino que ya se puede ver que la mujer se ha puesto cachonda. Para poder ayudar a su hijo, y también porque es un poco puta, la madre se acerca al rabo de su hijo y se pone a chuparlo como si hiciera años desde que se comiera la última polla. De la mamada pasa a pedirle una comida de coño y luego se la folla un poco antes de correrse.

(96561)

Category:

Madres e Hijos

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*