Este tío ha visto a su hija justo antes de que la chica se fuera de fiesta con una ropa de auténtico putón que pide a gritos que se la follen. Le dice que no puede salir de casa y que va a tener que darle un buen castigo, así que la obliga a ponerse en la cama a cuatro patas y le da latigazos en el culo. Luego la pone tumbada en la cama con la boca abierta para meterle la polla en la boca. El tío somete a su hija y lo hace con una garganta profunda tan extrema que la chica termina casi vomitando.

(43481)

Category:

Padres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

1 Comentario