Cuando esta sobrinita se queda a solas con su tío acaba obligada a chupar polla, porque el hombre le dice que si se esfuerza y aprende a comer rabos tendrá una profesión de futuro con mucho éxito. A la chica le hace ilusión que su tío se haya fijado en su cuerpo, porque es muy pijita y está encantada con su físico, así que es todo un halago. Al principio no está muy convencida de que vaya a ser bueno que le haga una mamada a un familiar, pero luego se queda enganchada a ello y se la come en varias ocasiones hasta que un día también la penetra.

(7924)

Category:

Tios y Sobrinas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

6 Comentarios