La hija se siente sucia porque su padre la folla, pero no solo por que lo hace, sobretodo porque la encanta cada vez que ocurre. Tan contradictorio como la vida misma, el padre se acerca a la cama de su hija y la dice que le haga una mamada de polla, ella se muestra recelosa pero obviamente termina accediendo, después el padre la coloca boca abajo en la cama y se la folla. Esto ocurre cada día y aunque la hija lo disfruta muchsimo tiene un gran sentimiento de culpa, claro, esta sociedad la dice que el incesto es malo y a la pobre la cuesta dejarse llevar…

(2425)

Category:

Padres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

1 Comentario