El chaval se ha comido una viagra porque pensaba que iba a tener relaciones sexuales pero finalmente su cita se ha cancelado, ahora está en casa apretándose la verga con la mano mientras mira el reloj y calcula las horas que han pasado, siente que la verga le va a explotar de un momento a otro y no encuentra la forma de relajarse, ¡hasta que llega su hermana!, el chico se resiste pero le acaba contando su problema, y ella entre risas se ofrece a ayudarle, pero lo que iba a ser una simple paja se convierte en algo más, le mete a la hermana el polvazo de su vida… 😀

(131583)

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

3 Comentarios