Este hombre no tiene otra opción, su hija es una colegiala muy puta y eso a él le pone todo cachondo, además no llevan la misma sangre, la ha visto crecer si, la ha criado como si fuera suya ¡pero no llevan la misma sangre!. Es la excusa perfecta para que este cabronazo no tenga remordimientos y se folle a su hija como la puta que es, y vaya como lo disfrutan el padre y la hija, WTF, la niña siempre está deseando que su padre la folle pero el mejor momento es por las noches, cuando la madre se acuesta, ahí si que tienen tiempo para gozarlo… 😀

(66744)

Category:

Padres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

3 Comentarios