La hija de la familia todas las noches se encuentra con la misma situación, sus padres tienen sexo a su lado y ella se acaricia el coño, no puede evitarlo, escucha gemir a la puta de mama y ella misma se pone cachonda, ¿será esto normal? ¿se estará volviendo loca? ¿es una puta?, todas estas preguntas asaltan su mente por las mañanas, pero llega la noche y el ciclo se repite, ella intenta aguantar las ganas pero su tierno coñito reacciona solo, se escucha tan rico, se debe sentir tan delicioso, la hija sueña con que algún día su padre la folle, así tal cual se lo hace a mama… 😮

(9049)

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*