Este padre es un viciosillo de mucho cuidado, su hija ya es mayor de edad y la madre tiene turno de noche, la situación no podría ser mejor, y es que el hombre tiene unas ganas locas de follar con su hija pero no había encontrado el momento adecuado, pues ahora tiene todas las noches del mes para disfrutar de su tierno coñito, pero en la mente de este hombre no está el hacerlo sin su consentimiento, ella es dulce e inocente y al padre le resulta sencillo convencerla, quizás cuando sea más mayor la hija se arrepienta, pero hoy por hoy, se deja follar y aunque le parece un poco raro…¡la da mucho gustito!.

(10163)

Category:

Padres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

5 Comentarios