El padre tiene sexo duro con su hija, y es que ¡así es como le gusta a esta pequeña puta!, la niña se pasa el día persiguiendo a su padre, ya no la vale con espiarle en la ducha y masturbarse como una perra cachonda, ahora necesita tocarsela, chuparsela, sentir la verga de papa atravesando su húmedo coño, solo así es feliz esta pequeña zorra, solo es feliz cuando su padre la folla bien duro, cuando su padre la trata como una vulgar puta y la viola por todos sus agüjeros, entonces si, entonces su hija se siente realidad, ahora si se siente toda una mujercita. 😀

(9710)

Category:

Padres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

5 Comentarios