El padre se acerca por detrás, aparta las braguitas de su hija y le clava la verga, hasta el fondo como si fuera su perra, ¡y que rico se siente!. La hija está jugando a la Xbox y aunque siente la verga de papa entrando de golpe dentro de ella sigue concentrada porque no quiere perder sus trofeos, tiene que acabar las misiones diarias pero su padre está tontorron, la folla cada vez más duro y llega un momento en el que la chica ya no puede aguantarse y lanza a tomar por culo el mando de la consola, ¡dios! ¡menudo polvo! y a todo esto la madre durmiendo la siesta, omg… 😮

(128073)

Category:

Padres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

6 Comentarios