Las ganas de este hombre de follarse a su hija llega a su fin cuando finalmente consigue pensar en un plan que le permitirá superar el trauma sin que su relación se vaya al garete. Lo que hace el padre es disfrazarse de ladrón, entrar en la casa e ir a por ella sabiendo que posiblemente no se resistirá. Ata a su hija y la viola e incluso le hace creer que su padre no está ahí y que si entregara mucho dinero quizá se podría salvar. Pero la putita no sabe que es su propio padre el que la acosa y abusa de su cuerpo.

(53264)

Category:

Padres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

2 Comentarios

  • Roberto 3 meses ago

    Yo tube que disfrasarme de payaso para culiar a mi nena de las ganas que le tenia despues me saco el disfras y vio que era papi queria que la siga culiando

  • Siii claro