El padre se calienta viendo a su hija entrenar para el grupo de animadoras de la universidad y acaban follando allí mismo, sobre el sofá del salón. Y es que por suerte la madre tarda un par de horas en llegar a casa, el tiempo justo para echar un buen polvo con la hija. Le ha puesto demasiado cachondo, se le ha puesto toda la verga dura mirando a su hija y lo peor de todo es que ella se ha dado cuenta, en definitiva que el padre y la hija comienzan a darse cariño y cuando se quieren dar cuenta están follando como animales, practicando incesto, eso tan taboo…. 😮

(44066)

Category:

Padres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

2 Comentarios