El padre siente un deseo sexual hacía su hija que no consigue frenar de ningún modo, esa noche la idea de tener sexo con su pequeña le atormenta, no puede puede conciliar el sueño así que se levanta de la cama y va al dormitorio de su hija, allí observa durante un buen rato, luego la manosea de arriba abajo, y la roba las bragas para masturbarse, el hombre no se atreve a penetrarla y se va por donde ha venido, entonces la niña comienza a tener sueños eróticos, claro, se puso cachonda con las caricias de su padre… 😮

(10603)

Category:

Padres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

11 Comentarios