Este padre japones no siente ninguna compasión por su hija, él considera que es de su propiedad y como tal la utiliza, el viejo pervertido viola a su hija cada vez que le pica la polla, ¡y más la vale que no proteste!, una buena hija debe ser siempre respetuosa con su padre y jamás ponerle en cuestión. Así de estricta es la cultura japonesa, no parece muy correcto que un padre viole a su hija ¿verdad?, pues es aún peor que una hija cuestione la autoridad de su padre, así que a esta pequeña solo le queda…aguantarse. 😀

(6003)

Category:

Padres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*