Desde que este padre italiano tuvo sexo incesto con su hija por primera vez ya no hay quien le contenga, sus ganas de follar con su querida hijita se han convertido en una necesidad, es como si el coño de su hija fuera una droga y él se ha vuelto adicto, ¡es un yonki del incesto!. Siempre que está a solas con la hija se le pone la verga dura, ya puede estar pensando en otras cosas, incluso en alguna llamada de trabajo, no importa nada, si se queda a solas con su hija automaticamente se le pone la verga dura, no puede controlarlo ni piensa hacerlo, tan solo necesita follar con su hija una vez más, y otra, y otra, y otra… 😀

(6024)

Category:

Padres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*