Todo empieza con una pinky-promesa, padre e hija prometen que lo que suceda allí esa mañana será su secreto, y una vez hecha la pinky-promesa todo está permitido. El padre y la hija bromean y ella termina desnuda, a papa le encanta el culo de su hija, su rico y rosado coño, pero ¡incluso la follará el culo!. Una pinky-promesa padre e hija da para mucho señores, así que darle al play y disfrutar de este momentazo, la hija es una rubita preciosa, dulce e inocente, la hija ideal de una perfecta familia americana…

(87000)

Category:

Padres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

1 Comentario