Resulta que la hija de este hombre es una niña curiosa y rebuscando entre las cosas de su padre ha encontrado una caja con lo que parecen ser juguetes sexuales, pero no son juguetitos normales, santo dios ¡a su padre le va el BDSM!. Total que llega el hombre a casa y se encuentra a su hija en el dormitorio de matrimonio, al principio se enfada pero luego recapacita y le enseña a su hija para que son esos juguetitos, le enseña a su hija los placeres del sadomasoquismo… y a partir de hoy el cabrón tiene dos putas sumisas, la hija y la madre. 😮

(2391)

Category:

Padres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*