El padre se acerca por detrás y hace como que le clava la verga a su hija, le hace la carretilla, se frotan y morboséan todo cachondos. Y es que para este padre y su hija el incesto es algo cotidiano, pero siempre a escondidas de la madre, si la mujer se enterase se llevaría un disgusto tan grande, pero no tiene porque enterarse ni el padre y la hija renunciar a sus perversiones, tan solo hay que tener un poco de cuidado y todo ira bien, como ha ido hasta ahora, cuando hay peligro solo se tocan y cuando están a solas follan como animales en celo…

(2905)

Category:

Padres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*