Este padre pervertido duerme con sus dos hijas para arrimar la cebolleta (¡para frotar la verga en sus culos!), y es que podría pensarse que es algo normal en esa parte del mundo, y la verdad es que si, pero lo que no es normal es que el hombre se pase el rato frotando su verga en el culo de sus hijitas y que se las termine follando. Las termina follando como a dos pequeñas putas y las hace que se toquen entre ellas, está convirtiendo a sus hijas en perversas como él, y todo esto a espaldas de la madre que trabaja fuera de casa por las noches…ouh shit.

(311888)

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

8 Comentarios