Cuando una hija está deprimida nada mejor que tener a su padre cerca para que la pueda consolar con sus encantos de hombre maduro y experimentado. A esta chica su papi la termina convirtiendo en su putita porque ve que está tan herida con el novio que la acaba de dejar que seguro que no tendría problemas en llevar a que le hiciera una mamada. El padre acierta y desde ese momento su hija se entrega a todo lo que le pide el hombre, transformándola automáticamente en su coñito para follar cuando le apetezca sin ningún tipo de compromiso ni responsabilidad.

(57712)

Category:

Padres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*