0:00
4:21

Para una hija que se porta mal no hay otro destino que termine siendo castigada. Y este padre sabe, sin duda, cómo castigarla: obligando a chupar su polla. La tiene desnuda y la maltrata físicamente, dándole golpes y haciendo que se sienta como una buena puta. Cuando la pone a chupársela la chica demuestra que en lo de mamar rabos tiene bastante experiencia, porque sabe comer como una experta. Lo que es raro es que el padre mantiene el misterio todo el rato y no parece que se quiera correr en ningún momento, porque está todo el rato deteniendo la mamda. Joder, córrete ya.

(84187)

Descargar Vídeo

Category:

Padres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

4 Comentarios