Este sádico padre azota a su hija con el cinturón mientras la viola como a una puta, y es que el hombre no tiene ningún tipo de compasión con su pequeña, cuando la madre se va de casa él se lleva a la hija al dormitorio y hace con ella lo que le viene en gana, abusa de su mayor fuerza física y del respeto que le tiene su hija para follarla bien duro, al principio la hija lloraba desconsolada pero con el tiempo se fue adaptando, ahora incluso la gusta que su padre la viole con tanta agresividad, la hija se ha convertido en una puta sumisa… 😮

(786)

Category:

Padres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*