El chico se aprovecha de que su madre es una mujer muy paredita para manosear sus enormes tetas siempre que le da la gana, y eso es… ¡todos los días!. Acaban de cenar y persigue a mama hasta la cocina, allí la empieza a meter mano, ella intenta evitarlo pero el chico no deja de sobarla toda, las tetas, el coño, el culo, para que este chico su madre es un trozo de carne. Pero ¿y se la folla?, pues no amigos, el hijo no se atreve a consumar el incesto, tan solo la manosea, la obliga a chuparle la verga, y se corre en sus tetas, pero penetrarla…oh no no, como le va a hacer algo así a su propia madre. LOL.

(14944)

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

1 Comentario

  • Adolfo Sánchez 9 meses ago

    Una vez más insisto en que no me gustan los vídeos censurados.