En el día de su cumpleaños la hermana de este chico con el que ha follado en algunas ocasiones ha querido hacerle un regalo muy especial. Le ata en la cama y le dice que se prepare, porque va a venir algo muy especial a chuparle la polla. Lo que se lleva de forma inesperada es una mamada de su madre, una madura que siempre le ha puesto muy cachondo, pero a la que nunca se ha atrevido a ofrecerle follar por miedo a tener problemas en casa. La madura resulta ser un putón de campeonato que le come la polla al chaval sin parar y que se la chupa de forma muy experta.

(58160)

Category:

Madres e Hijos

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

1 Comentario

  • Guillermo 1 semana ago

    Um que bueno yo me la dejo chupar por cualquier mujer pero solo si es liberal y abierta .¡ soy adicto al sexo !