Esta madura es de la creencia de que los hombres siempre tienen que estar satisfechos y no ir por ahí con los huevos llenos de semen. Por eso cuando ve a su hijo pajeándose sabe que tiene que hacer algo por él mejor que una paja. Se ocupa de satisfacer a su hijo sin complicaciones, sin darle vueltas y sin que el chico se pueda resistir. Le dice que no grite para que no le oiga su padre y le hace una mamada que le prepara la polla para metérsela en el coñito con fuerza. En dos o tres minutos la viciosa ya ha conseguido dejarlo seco.

(83420)

Category:

Madres e Hijos

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*