Nadie esperaba que esta mujer se viera obligada a hacerle una mamada a su hijo cuando tienen que compartir cama por haberse ido de vacaciones y tener solo un espacio que compartir donde dormir. Pero el chico le dice claramente a su madre que tiene problemas, porque tiene la polla dura y no consigue conciliar el sueño. Él no se hace pajas por ir en contra de su religión, así que la madre no puede hacer otra cosa sino aceptar que tiene que sacarle toda la leche con una buena mamada. Y la guarra chupa de vicio, por lo que no tarda en exprimirle los huevos.

(85011)

Category:

Madres e Hijos

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*