La madre viciosa del vídeo ha decidido castigar a su hija de manera severa por haber suspendido todas las asignaturas y lo que hace es someterla a una sesión de sexo duro. Así la mujer mata dos pájaros de un tiro, porque su amante llevaba tiempo pidiéndole hacer un trío y no sabía a quién elegir para que le metiera la polla también. Así que pone a la hija a comerle el coño y luego a chupar la polla de su amante, follando de forma muy bruta y destrozando los coños de las dos, algo que a la hija le termina encantando.

(37679)

Category:

Madres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*