La filosofía de vida de esta madre es muy sencilla: para triunfar hay que chupar. Por eso quiere enseñarle a su hija todo lo que ella ha aprendido a lo largo de los años y específicamente cómo debe tragar una buena polla. Aprovechando que el novio está en casa le dice que le haga una mamada delante de ella porque le irá guiando para que lo haga mejor. Se la empieza a chupar y la madre agarra su cabeza para presionarla y que trague más. Luego la madre misma chupa la polla del chaval para darle una clase presencial de hacer las mejores mamadas.

(53320)

Category:

Madres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

1 Comentario