La madre anda borracha y no se controla, su coñito está caliente y la mujer provoca a su propio hijo, al fin y al cabo van a pasar el fin de semana solos y ella es una mujer muy fogosa, en cuanto se bebe dos copas se pone a 100 y aunque ella nunca pensó en el incesto ahora que se fija ¡su hijo se ha convertido en todo un hombre!. Total que va a ser la noche en que la madre y el hijo se estrenen en el pecaminoso incesto, los placeres de la carne se imponen y esta madre y su hijo follarán como leones….

(136830)

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*