La madrastra es una putona tremenda, una rubia puta con ganas de marcha y en casa tiene a su nuevo hijo, ¡pues obvio si quiere marcha la va a tener!. Al principio el chaval estaba impactado con la señora y la respetaba, pero ha empezado a entender las señales y ya no la respeta nada, se ha dado cuenta que su madrastra es una puta y lo único que quiere todo el día es verga, verga, y más verga. Total que se lo va a dar, eso si, a escondidas del padre o es capaz de matar a señora y a él le deshereda. 😀

(91245)

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

2 Comentarios