Estar toda la noche bebiendo con sus compañeros de trabajo ha hecho que este chaval llegue a casa de lo más pasado de rosca. Al llegar viola a su madre mientras cocina, algo que la deja totalmente en shock y a lo cual no se puede resistir. Las mujeres japoneses son muy sumisas y cuando ve que su hijo quiere meterle la polla no puede hacer nada para evitarlo, sobre todo porque hace mucho tiempo que su marido ya no la folla como antes. Después se convierte en su puta y el hijo aprovecha para follarla a menudo cuando quiere vaciar sus huevos de semen.

(120371)

Category:

Madres e Hijos

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

1 Comentario